Calculadoras de doble memoria: ideales para cálculos complejos

Un tipo de calculadoras poco conocidas pero realmente útiles son las calculadoras de doble memoria. Generalmente cualquier calculadora de sobremesa suele incluir una memoria que permite realizar cálculos parciales. Para ello la mayoría de los modelos incluyen tres teclas. La tecla M+ permite añadir el resultado en pantalla a la memoria, la M- sirve para restarlo y la última (MRC) nos permite obtener el resultado y borrar la memoria. De esta forma podemos realizar operaciones secundarias y mantener un sumatorio independiente. ¿Pero qué ocurre si tenemos que realizar un cálculo complejo que requiere utilizar la memoria?

Calculadora de dos memorias

Calculadora doble memoria Citizen SDC-414

Si sólo contamos con una calculadora de memoria simple -lo habitual- no nos quedará más remedio que realizar lo siguiente:

  1. Anotamos el valor que tiene actualmente la memoria
  2. Procedemos al cálculo complejo utilizando la memoria
  3. Añadimos el número que teníamos anotado

Evidentemente esto supone una pérdida de tiempo y si tenemos que realizar un gran número de operaciones no seremos demasiado productivos. ¿La solución? La calculadora de doble memoria.

¿Cómo funcionan las calculadoras de doble memoria?

Este tipo de dispositivos tienen el mismo aspecto que una calculadora de sobremesa normal y corriente pero tienen dos juegos de teclas independientes para gestionar las dos memorias. De esta forma podemos mantener el sumatorio principal y podremos utilizar la memoria secundaria para cálculos complejos. Cuando tengamos el resultado lo añadiremos a la memoria primaria. Este tipo de herramientas resultan muy útiles sobretodo para la contabilidad.

Uno de los fabricantes que produce calculadoras de doble memoria es Citizen. Por ejemplo la SDC-414. Esta calculadora no sólo tiene la doble memoria sino que también incluye algunas características que permiten aumentar aún más la productividad como la tecla de doble cero (00) y de triple cero (000). Estas teclas ahorran muchas pulsaciones cuando se introducen grandes números (centenas, millares, etc.). Aunque no lo parezca esta reducción de una o dos pulsaciones en cada cifra grande es muy importante y puede suponer mucho ahorro de tiempo.

 

Anuncios