Cuaderno Lamela: cuaderno con pauta Cuadrovía

Cuaderno Lamela: cuaderno con pauta Cuadrovía


Los cuadernos con pauta Cuadrovía son un tipo de libreta especial para el aprendizaje de la escritura. También son conocidos como cuadernos Lamela.

La característica principal de esta libreta es el rayado especial de sus hojas: la pauta Cuadrovía.

Este tipo de pauta, creado por la profesora Rosario Lamela, es una mezcla entre el patrón cuadriculado y la pauta doble raya. Una imagen vale más que mil palabras:

Cuaderno pauta cuadrovia
Cuaderno Lamela con pauta cuadrovía

La pauta cuadrovía: un híbrido entre la cuadrícula y la doble línea

Como se puede apreciar, los cuadernos con pauta Cuadrovía son en realidad cuadernos cuadriculados en los que algunas de sus líneas están impresas con un mayor grosor. ¿Para qué sirve esto?

Cuaderno Lamela

Estos cuadernos fueron creados por Rosario Lamela, una profesora de primaria. Lo que ella observó es que con las cuadrículas pequeñas los niños se tuercen y se salen del renglon.

Las líneas débiles de la cuadrícula forman un patrón confuso y a la mínima se pierde la alineación del texto.

Rosario Lamela hizo los primeros prototipos del cuaderno Cuadrovia en su propia casa, con escuadra y cartabón.

Probó estas hojas Cuadrovía con sus propios alumnos. Pudó comprobar como el resaltado extra de las líneas evitaba que los niños se salieran del renglón y les ayudaba a mantener la concentración.

Después añadió una pequeña figura de un tren al comienzo de cada renglón para dejar, aún más claro, en qué renglón se debe comenzar la escritura.

Así es como nacio la “pauta cuadro-vía“.

Tamaños de pauta según la edad del niño

Una cualidad de esta serie de cuadernos y libretas Lamela es que existen diferentes tamaños de renglones: desde 2.5 mm hasta 8 mm de separación entre líneas.

Los niños más pequeños comienzan con la pauta más grande. Esto facilita la escritura ya que la mano de los niños más pequeños no se adapta bien al trazo de las letras más pequeñas.

A medida que el niño crece, se va reduciendo el tamaño de la pauta cuadrovía hasta llegar a la más pequeña: la de 2.5 milímetros.

Comprar cuadernos y libretas Lamela

Existen diferentes formatos de cuadernos de pauta Lamela: libretas grapadas, cuadernos con espiral, recambios de papel, hojas sueltas, etc.

En Amazon se pueden comprar algunos modelos de libretas y cuadernos con pauta cuadrovía. También se pueden comprar cuadernos Lamela en papelerías online.

Aquí tenéis un ejemplo de libreta grapada con pauta cuadrovía 4 mm. Contiene 16 hojas de papel de 70 gramos con margen.

libreta-lamela
Libreta Lamela cuadrovía de 4×4  mm

 

Se pueden comprar una amplia variedad de productos Lamela con pautas cuadrovía. Hay varios tamaños: folio o cuartilla. La disposición puede ser apaisada u horizontal. También se puede escoger el tipo de encuadernación.

Hay libretas grapadas o cuadernos con espiral metálica. El número de hojas es distinto en las libretas y los cuadernos.

Los cuadernos de espiral utilizan el sistema coil-loop, también conocido como la espiral sencilla de lazo vuelto. Es el mejor tipo de espiral que se puede encontrar en un cuaderno: no se deforma ni pierde las hojas.

Recambios Lamela con pauta Cuadrovía

Además de los cuadernos es posible encontrar recambios para carpetas de anillas con pauta Cuadrovía.

Recambio de papel cuartilla con pauta Cuadrovía
Recambio de papel cuartilla con pauta Cuadrovía

Aquí hay un ejemplo. Un paquete de cien hojas en tamaño cuartilla con pauta Cuadrovía de cuatro milímetros con papel perforado. Su ventaja respecto a los cuadernos o libretas es la posibilidad de trabajar con la página suelta.

Después se puede archivar gracias a sus taladros en carpetas de formato cuartilla o Din A5.

¿Para qué se utilizan los cuadernos con espiral superior?

¿Para qué se utilizan los cuadernos con espiral superior?


La mayoría de los cuadernos que podemos comprar en las papelerías tienen formato vertical y están encuadernados por su lado más largo. O dicho de otra forma, la espiral se situa a un lado y las hojas las pasamos de derecha a izquierda. Esta disposición de las páginas de un cuaderno es la más habitual, sin embargo existen algunas alternativas como el cuaderno vertical con espiral superior.

cuaderno-vertical

¿Para qué se utiliza el cuaderno vertical?

Encontrar más confortable el anotar sobre un cuaderno de espiral superior es en muchos casos una simple preferencia personal. Pero hay situaciones en las que realmente es más conveniente tener la espiral dispuesta en la zona superior.

  • Usuarios zurdos: la espiral situada a la izquierda de los cuadernos clásicos resulta molesta a las personas zurdas. Las páginas unidas en vertical no presentan este problema.
  • Toma rápida de apuntes en el aire: cuando no se dispone de un buen apoyo la manera en la que se sujetan estas libretas permite escribir con mayor facilidad que en los cuadernos tradicionales.
  • Reporteros: estos blocs de notas a menudo se conocen como cuadernos de reportes. Cuando es necesario anotar una gran cantidad de información lo más rápido posible estos cuadernos verticales resultan muy adecuados. Cuando se ha terminado de anotar una página se voltea rápidamente hacía arriba y se deja caer por detrás. Las páginas quedan colgando y no las colocaremos bien hasta que haya terminado la toma de apuntes. Esto no sería posible hacerlo con un cuaderno clásico. Por ello los blocs de notas verticales son muy apreciados por los periodistas y reporteros para tomar apuntes de campo.

¿Qué tipos de cuadernos verticales existen?

La diferente disposición de sus páginas no influye en la variedad de modelos que se fabrican. Así, es posible comprar cuadernos verticales de tamaños parecidos a los horizontales y con los mismos tipos de papel: liso, cuadriculado, rayado, pautado o milimetrado. Se pueden comprar cuadernos verticales en cualquier papelería online.

 

El cuaderno cuadriculado antiguo

El cuaderno cuadriculado antiguo


No son nada nuevo. Llevan décadas entre nosotros. Son los llamados cuadernos para asignaturas, esos que tienen un espacio para el título en la parte superior de cada página y una banda o recuadro de color en su perímetro. Sus hojas están microperforadas e incluyen cuatro taladros. Me refiero a los típicos míticos cuadernos Oxford, Antartik, etc.

cuaderno-guerrero-antiguo

Hay que reconocer que los cuadernos con bandas de color son muy útiles. No se a quién se le ocurrió primero la idea, pero bien lo que hacía. Pero retrocedamos un poco.

Si fuiste al colegio antes de 1985 es poco probable utilizaras un cuaderno de estos. A ti te tocó, igual que a mi, utilizar el espartano cuaderno cuadriculado. Su elaboración no puede ser más simple: un par de tapas de cartulina, una espiral metálica y sus delgadas hojas de papel cuadriculado. Si tuviste suerte también tenías en ellos la pequeña línea de tinta roja que servía de margen.

Un cuaderno cuadriculado para cada asignatura

¿Siete asignaturas? Pues siete cuadernos en tu mochila. Así eran las cosas. Un cuaderno y un libro de texto para cada asignatura. No había mucho más: eso y un plumier escolar con un par de bolígrafos.

Si hubieramos tenido un cuaderno multiasignatura no hubieramos tenido que cargar con nada más. Cuatro colores para diferenciar las materias. Y, al llegar a casa, arrancamos las hojas que hemos escrito y las clasificamos en nuestra carpeta de anillas. Muy pulcro y ordenado.

En nuestro antiguo cuadriculado tampoco encontraremos correcciones hechas con típex de cinta. Tal vez ni siquiera con típex líquido. Una rayajo tachando el error y listo. Es seguro que en más de un lugar, al fondo de un armario, cubiertos de polvo, descansan cientos de estos antiguos cuadernos cuadriculados.