Arcilla líquida para manualidades: una alternativa a la escayola

La arcilla líquida Flumo, fabricada por Sio 2 (Cerámica Collet), es una pasta de arcilla especial para manualidades muy fluida (barbotina) que se seca al aire libre, no requiere horneado y adquiere una gran resistencia transcurridos cinco días. Se trata de una mezcla blanca, muy fluida, similar a la escayola tradicional pero que fragua gracias a la simple evaporación del agua (a diferencia de la escayola que lo hace mediante un fraguado químico).

Arcilla líquida FlumoLa arcilla líquida Flumo es muy útil para los trabajos de manualidades. Flumo se vende directamente en formato líquido y no requiere la mezcla con agua. Aunque una vez endurecida, la pieza es similar a la que se obtiene con la escayola, el modo de empleo y su manipulación es bastante diferente. Por ejemplo, la mezcla Flumo se endurece empleando el sistema tradicional de colada y no es posible su uso con moldes de plástico.

La arcilla líquida Flumo se vende en botes de 1 litro y de 3.5 litros y se puede comprar en Amazon.

¿Para que se utiliza la arcilla líquida Flumo?

Muñecas de arcilla líquida Flumo

Muñecas hechas con Flumo. Fuente: Kaerie Farie

Flumo es muy útil para elaborar todo tipo de esculturas realizadas mediante molde. Es especialmente útil para realizar muñecas de porcelana y miniaturas. Las figuras se pueden decorar con barniz o pintura una vez secas. También se pueden tallar, perforar, decorar o pulir. Otra posibilidad es aplicar el color mientras la mezcla está en estado líquido.

¿Cómo se utiliza la arcilla líquida Flumo?

La barbotina líquida Flumo se manipula de manera muy similar a la escayola pero necesita moldes especiales para su fraguado. Tampoco se puede rebajar con agua corriente puesto que podría alterar la viscosidad de la mezcla. En caso necesario se puede añadir agua destilada.

  1. La arcilla líquida Flumo viene lista para ser utilizada pero antes es necesario removerla bien. No se debe desechar la capa superficial (más líquida y acuosa). Mezclaremos bien el contenido del bote, despacio, para evitar introducir aire en la mezcla. No deben formarse burbujas de aire en ningún momento ya que de lo contrario quedarán defectos en la pieza
  2. Se pueden añadir tintes mientras está en estado líquido si se desea teñir la pieza en masa. También se puede optar por la decoración de la misma una vez seca. La pieza terminada admite varias manos de pintura o barniz. También es posible el tallado, el taladrado y el pulido de su superficie.
  3. Dejaremos reposar la mezcla para eliminar las posibles burbujas de aire
  4. Utilizaremos un molde de escayola. No se deben emplear moldes de plástico o de goma. Esto es debido a que la mezcla endurece mecánicamente gracias a la absorción de agua por parte del molde. Como los moldes de plástico o de silicona no absorben el agua la mezcla no puede endurecer
  5. El molde debe hallarse limpio de polvo. Verteremos poco a poco la mezcla sobre el molde, preferiblemente sobre una de sus paredes (para evitar la formación de bolsas de aire en el fondo del molde).
  6. Esperaremos una hora antes de abrir el molde. Para utilizarlo de nuevo es necesario limpiar los restos y dejar que se seque por completo.
  7. Dejaremos secar la pieza al aire libre. Alcanzará su máxima resistencia al cabo de tres a cinco días (dependiendo de la temperatura). No es necesario hornearla aunque si se desea acelerar el proceso y aumentar la resistencia es posible hacerlo en el horno de casa. Se horneará durante una hora a 120 grados.

¿Qué ventajas tiene la arcilla líquida Flumo sobre la arcilla convencional?

La ventaja principal es el endurecimiento al aire libre. Es una manera sencilla, económica y efectiva de moldear una pieza cerámica sin necesidad de horno de alfarero (con el consiguiente ahorro de energía). Los utensilios empleados se limpian fácilmente con agua incluso cuando han endurecido puesto que el fraguado no es químico sino mecánico (el molde absorbe el agua por capilaridad en una primera fase, posteriormente la pieza pierde el resto de agua mediante evaporación al aire libre).

Anuncios

Pintar con témperas escolares: trucos y consejos

Las témperas escolares son un tipo de pintura que tienen una consistencia superior a la acuarela y una mayor capacidad cubriente. Son ideales para los trabajos de manualidades y se pueden utilizar a partir de los tres años de edad. La gran oferta de colores y su facilidad de limpieza son los responsables de que sean unas de las pinturas para niños mas valoradas y vendidas.

Temperas escolares de colores

¿Qué tipos de témperas escolares existen?

Existen una gran cantidad de fabricantes y marcas de témpera escolar, siendo las témperas de la marca Jovi una de las más famosas. Otra marca muy vendida es la italiana Giotto. Se pueden clasificar las témperas según su consistencia:

  • Témperas en pasta: hay que diluirlas con agua para poderlas utilizar. Vienen en pequeños botes con tapa. Son muy espesas.
  • Témpera líquida: ya vienen listas para utilizar. Se venden en formatos de mayor tamaño -generalmente en botes de medio litro o un litro-. Aunque en teoría se pueden usar directamente en la práctica hay quien las diluye hasta con la mitad de agua pues muchas de las témperas líquidas comerciales aún son muy densas y cuesta trabajo extenderlas sobre la superficie.

¿Qué características tienen las témperas escolares?

Las témperas son muy apreciadas por los usuarios por dos motivos. Primero, se limpian fácilmente de casi cualquier superficie así como de las manos. Y para ello sólo hay que utilizar un poco de agua.

La segunda característica es la posibilidad de mezclar los colores entre sí. Si al catálogo de témperas, que ya es extenso de por sí, añadimos la posibilidad de mezclar los tonos nos encontramos con que podemos conseguir reproducir prácticamente cualquier color.

¿Para que sirven las témperas escolares?

Sobre todo para uso escolar y manualidades. Se pueden aplicar sobre papel, cartulina, cartón, tela, madera, aglomerado, tableros de manualidades, materiales cerámicos, etc.

Las témperas son muy utilizadas en los colegios para la clase de plástica. Su mayor consistencia respecto a las acuarelas permite cubrir con mayor facilidad y rapidez las superficies.

Consejos para utilizar las témperas escolares

Ahí van algunas recomendaciones que te permitirán sacar el mejor partido a las témperas escolares:

  1. Nunca las utilices en su recipiente: si lo haces es fácil que las ensucies al mezclar los colores. También conseguiras que se te deterioren antes ya que tenerlas expuestas al aire se contaminarán con partículas de polvo perdiendo la viveza de sus colores.

    En vez de eso consigue una paleta de pintor o un plato amplio de plástico y dosifica la cantidad que necesites de cada uno de los colores que preveas utilizar.

  2. Limpia los utensilios y herramientas en cuanto termines de utilizarlas: las témperas se limpian muy bien con agua, pero hay que hacerlo antes de que se sequen. Así conservarás los pinceles y paletinas en perfectas condiciones durante toda su vida útil.
  3. No confies en que podrás eliminar las manchas de témpera de la ropa: aunque algunos fabricantes indican que es posible no son pocas las personas que se quejan de lo contrario. Haz una prueba antes de echar a perder las prendas de ropa. De la mesa y de superficies poco porosas si que las podrás eliminar fácilmente.