Pinzas de oficina ¿cómo se inventaron? ¿que se usaba antes?

Pinzas de oficinaUtilizamos las pinzas de oficina todos los días, como si hubieran existido siempre, sin pararnos a pensar qué se utilizaba antes de su invención. Estas pinzas -también conocidas como broches aprietapapeles– fueron inventadas en Washington, EE.UU en el año 1911.  Su inventor, Louis E. Baltzley, las creo para su padre -curiosamente otro inventor- que necesitaba agrupar y organizar sus documentos de alguna manera.

¿Pero qué se utilizaba antes de la invención de las pinzas de oficina?

Aunque parezca mentira, antes de la pinza, para mantener juntos los folios había que llevar a cabo un laborioso proceso. Primero había que perforar los documentos con algún tipo de útil para, posteriormente, coserlos con ayuda de agujas y algún tipo de hilo o cuerda resistente. Además de resultar una tarea muy espinosa este sistema tenía un grave inconveniente: las unión obtenida es fija. No se pueden añadir ni eliminar hojas.

¿Qué tendría hacer el padre de Baltzley para añadir un manuscrito a su colección? Descoser, perforar el nuevo folio y recoser otra vez el bloque. Así que su hijo que debía desesperarse observando el proceso decidió echarle una mano. Así fue como se inventó la primera pinza de oficina con un diseño similar al actual.

La construcción de las pinzas de oficina

El diseño de la pinza de oficina utiliza sólo dos elementos: una chapa plegada y algo de alambre. La chapa de acero se pliega en forma de triangulo, con sus extremos curvados en forma de cilindro y haciendo contacto entre sí. El bucle permite introducir unas manecillas de alambre en su cavidad. Con la ayuda de las palancas se deforma la chapa metálica, esto somete al acero a una tensión ya que intenta recuperar su posición inicial. En la abertura creada se introduce el papel. Los bordes en forma de bucle de la pinza someten a los folios a una fuerte presión evitando que se separen. Una vez sujetas las hojas se pueden plegar las manecillas hacia dentro -o incluso retirarlas- para que ocupen menos espacio.

Aunque el principio de funcionamiento es bastante sencillo, ha ido evolucionando a lo largo del siglo XX hasta llegar al diseño actual.

Anuncios

Pastas de arcilla para modelar: ideales para uso escolar

Un producto muy apreciado para las manualidades escolares es la pasta de arcilla. Este material -completamente natural- se obtiene mediante la extracción y selección cuidadosa de barros y tierras naturales (caolín, chamota, arcilla). No sólo resulta ideal para niños y manualidades también es imprescindible en talleres artísticos de escultura para la elaboración y el moldeado de piezas de cerámica para su posterior tallado.

¿Qué es la pasta de arcilla?

La pasta de arcilla es un material empleado para modelar piezas de cerámica. Es la versión moderna de la arcilla empleada tradicionalmente en la alfarería. Según su lugar de extracción, la pasta tendra diferentes cualidades: textura, color, granulometría, plasticidad. Las marcas profesionales de pastas de arcilla disponen de un completo catálogo de pastas clasificadas según su grano, su color y su tipo de endurecimiento. Otras marcas menos especializadas, fabricantes de papelería en general también disponen de pastas de arcilla más destinadas al uso escolar. Por ejemplo la pasta de modelar Das.

Pastas de arcilla Das de color terracota

Pasta de arcilla escolar Das de color terracota

Según el tipo de endurecimiento la pasta de arcilla se puede clasificar en dos grupos: las que precisan de cocción en horno alfarero y las que endurecen al aire libre mediante simple evaporación. Las primeras, las pastas tradicionales, son las que se utilizan generalmente los talleres artísticos. Son algo más baratas que las escolares.

Tenemos por ejemplo las pastas Sio 2 Gres con cuatro variedades según la granulometría de la chamota empleada y la tonalidad del barro: arcillas blancas (Sio-2 gres Zamora y gres Granada), arcillas marrones (Gres Lanzarote) y arcillas negras (Gres Teide). Estas son pastas de arcilla de alta calidad que se pueden encontrar en tiendas de bellas artes o comercios especializados para artistas.

Pastas de arcilla Sio-2 Teide Terracota

Pasta de arcilla Sio-2 Teide

En este tipo de pastas vamos a encontrar una ficha de datos con sus características técnicas como el grado de humedad, la temperatura de cocción, la granulometría de la chamota o la resistencia una vez endurecida.

Pastas de arcilla de endurecimiento al aire

Pasta de arcilla Jovi

Estas pastas son perfectas para el uso escolar ya que no es necesario hornearlas en un horno de alfarero. Lo cual sería de hecho imposible de hacer ni en casa ni en el colegio. Su cualidad principal es que comienzan a endurecer una vez entran en contacto con el aire. ¡Hay que mantenerlas en su envase hasta su momento de utilización!

Son pastas que se trabajan muy fácilmente y sirven para todo tipo de manualidades. Tanto para modelar piezas como para su posterior tallado con paletinas, cuchillas, espátulas y otras herramientas de modelado. También se pueden introducir en churreras para obtener detalles finos y originales texturas.

Las pastas de cerámica son una alternativa natural a la plastelina o a las pastas de arcilla polimérica como la pasta Fimo de Staedtler. Casi todas las pastas escolares están libres de gluten por lo que son aptas para niños alérgicos al mismo.

¿Dónde comprar pastas de arcilla?

Estas pastas pueden comprarse en papelerías online o sitios de bellas artes. Tambien se pueden comprar en Amazon, existe una gran variedad de marcas y formatos.