¿Qué pasa con la marca UniSystem?

¿Qué pasa con la marca UniSystem?


Uni systemEn esta ocasión, os voy a hablar de una marca prácticamente desaparecida a día de hoy. En su día, fue la marca más importante (junto con Elba) de archivadores de anillas y carpetas. También de otros complementos de clasificación y archivo, por ejemplo los separadores de pestañas de colores y los índices alfabéticos. Estoy hablando de UniSystem, una las muchas marcas con las que Unipapel comercializaba sus productos de papelería. UniSystem era el nombre escogido para el sector de la clasificación y archivo de documentos.

Pienso que es casi imposible que no te hayas topado en alguna ocasión con alguno sus productos. Todavía hoy se pueden encontrar en las estanterías de cientos de oficinas. ¿Cómo pudo desaparecer una de las marca más valoradas y reconocida de archivadores y carpetas de oficina? Con este artículo, estreno una nueva sección, Marcas Olvidadas, en la que os iré contando la historia de ésta y otras marcas de papelería olvidadas o desaparecidas.

Archivadores Unisystem de Unipapel
Archivadores Unisystem Color

La historia de UniSystem

Es muy improbable que no hayas utilizado nunca algún producto de Unipapel. Hoy (Febrero de 2019) se encuentra en suspensión de pagos. En su día fue el mayorista más importante de material de oficina y papelería de España. Era una empresa eficiente que suministraba la mayoría de productos vendidos en todas las papelerías del pais. ¿Cómo llego a serlo?

Los origenes de la empresa Unipapel se remontan hasta 1944. En ese año se fundó la empresa “Industrias Papyrus”. Más tarde en 1957 surgió “Segundo Moreno” y en 1963 lo hizo “Vascongada de sobres y bolsas”. Unipapel nace en 1976 como resultado de la fusión de estas tres empresas. Su nombre lo deja claro. Una unión de tres grupos papeleros fuertes con grandes aspiraciones. En 1980 se inaugura su mítica fábrica de Tres Cantos, en Madrid. En 1986 sale a bolsa. En 1989 se crea Ofiservice, una filial de venta por catálogo. En los 90 fruto del éxito se crean nuevas fábricas. Unipapel se había convertido en la primera empresa española del sector papelero.

¿Por hacer bien las cosas? ¿No? Bueno, en parte si, y en parte no.

En 2010 supimos de la participación de Unipapel en un cártel—el cártel del sobre electoral—que pactó precios para repartirse el mercado de los sobres electorales. Mediante el amaño de los concursos de licitación un grupo de empresas se repartió el suministro de los sobres con precios inflados. Lo curioso es que fue la propia Unipapel (en ese momento adquirida por Adveo) la propia denunciante. Con su proceder se libro de la condena de la CNC (Comision Nacional de Competencia) que sí multó al resto del cártel, pero esto es otra historia….

Dejando este asunto al margen, Unipapel fue una empresa muy eficiente con un servicio de logística y entrega envidiables. Las papelerías hacían los pedidos por la tarde y por la mañana siguiente tenían los productos en la puerta. También esto le ayudó a ser la primera empresa papelera del país. Bueno, esto y su estrategia de marcas.

Las marcas de Unipapel

Decíamos que UniSystem era la marca que Unipapel utilizaba para archivadores, carpetas y artículos de clasificación y archivo en general. Pero Unipapel tenía muchas marcas más. Bajo el nombre de UniRepro comercializaba papel de fotocopiadora. UniOffice para articulos de escritura y correción: típex, bolígrafos, marcadores fluorescentes, etc. La propia Papyrus (una de las empresas del grupo) aportaba los cuadernos y libretas. Mas tarde también llegaron los cuadernos Guerrero. En los sobres utilizaba Autodex para designar el cierre autoadhesivo y OpenSystem para el sistema de apertura rápida mediante banda troquelada.

UniSystem
Archivadores Uni system Novocolor

Así, marca tras marca es como Unipapel fue llenando su catálogo de productos. Sus artículos, de buena calidad, estaban bien valorados por los usuarios y gozaban de buena fama. La mayoría de sus marcas eran sinónimo de calidad y estaban presentes en casi cualquier papelería y oficina. Nada parecia poder poner en peligro al grupo.

La mala estrategia empresarial

Unipapel decidió diversificar su oferta de productos introducir nuevas referencias en su catálogo. Digamos que descuidó sus productos estrella—los que el propio grupo fabricaba—para introducir cada vez más categorías de productos en su descomunal catálogo de 800 páginas. Y, de alguna forma, esto fue lo que la llevó a la quiebra.

Año 2009, Unipapel compra a Adimpo (empresa distribuidora de consumibles de impresión). En 2011 vende Ofiservice. En el mismo año, compra a Spicers, un lider Europeo del material de oficina. Spicers tenía un excelente sistema informático. Su forma de trabajar era bastante eficiente. Por entonces, me atrevería a decir, muy superior a la de Unipapel. Pero el comprador manda. Unipapel la absorbió y desmanteló su infraestructura. En 2012, cambia su nombre a Adveo. Unipapel ya no iba a levantar cabeza.

En los años posteriores continuo con arriesgadas operaciones de compra venta, que no sólo no aumentaban su facturación, sino que estaban endeudando al grupo y comprometiendo su existencia. Años 2013-2017, Adveo comienza a externalizar servicios y despedir empleados. Seguían sin funcionar las cosas. Mientras, Amazon y Comercial del sur—otro grupo papelero—se apresuraban a robarle cuota de mercado.

A finales de 2018, Adveo, la antigua Unipapel, entra en suspensión de pagos.

¿Pero qué es lo que paso con los archivadores UniSystem?

Cuando Unipapel decide cambiar su nombre a Adveo, también empieza a abandonar sus marcas originales. Las que tan buen resultado le dieron en su día. Se introducen nuevas marcas. Concretamente, UniSystem fue sustituida por Pergamy. Pero las oficinas y usuarios domésticos, que tenían archivadores y carpetas de UniSystem en sus estanterías, no querían Pergamy. Querían la misma carpeta pues no deseaban alterar la estética de la estantería. Lo cual es lógico. Por ejemplo, Elba, su competidora principal, apenas si ha modificado la estética de sus archivadores. Y desde luego, no ha decidido cambiar el nombre.

UniSystem dejó de fabricarse, pero aún quedaban miles de unidades fabricadas por vender. De hecho, todavía hoy, en los almacenes de algunas papelerías, es posible encontrar existencias. Y, paradójicamente uno de los lugares donde se están liquidando las últimas existencias de los archivadores, carpetas y cajas de archivo de UniSystem; es en Amazon. Así que, si eres una de esas personas que tiene uno de estos archivadores UniSystem y estás buscando desesperadamente uno del mismo tamaño, diseño y color puedes probar suerte antes de que desaparezcan definitivamente.


Unisystem 090815 – Carpeta 2 anillas,25 mm, color amarillo

Comprar en Amazon



Unisystem 68358 – Pack de 10 archivadores definitivos

Comprar en Amazon



Unisystem 092474 – Archivador, 70 mm, color azul

Comprar en Amazon



Unisystem 92483 – Archivador color A4, 70 mm, color gris

Comprar en Amazon



Unisystem P4004303 – Box de 2 módulos archivadores A4, color negro

Comprar en Amazon

Pinzas de oficina ¿cómo se inventaron? ¿que se usaba antes?

Pinzas de oficina ¿cómo se inventaron? ¿que se usaba antes?


Pinzas de oficinaUtilizamos las pinzas de oficina todos los días, como si hubieran existido siempre, sin pararnos a pensar qué se utilizaba antes de su invención. Estas pinzas -también conocidas como broches aprietapapeles– fueron inventadas en Washington, EE.UU en el año 1911.  Su inventor, Louis E. Baltzley, las creo para su padre -curiosamente otro inventor- que necesitaba agrupar y organizar sus documentos de alguna manera.

¿Pero qué se utilizaba antes de la invención de las pinzas de oficina?

Aunque parezca mentira, antes de la pinza, para mantener juntos los folios había que llevar a cabo un laborioso proceso. Primero había que perforar los documentos con algún tipo de útil para, posteriormente, coserlos con ayuda de agujas y algún tipo de hilo o cuerda resistente. Además de resultar una tarea muy espinosa este sistema tenía un grave inconveniente: las unión obtenida es fija. No se pueden añadir ni eliminar hojas.




NUOLUX Pinzas Clips Sujetapapeles Carita Sonriente Colores Surtidos 40 Unidades
Comprar en Amazon



Rapesco – Caja de 10 pinzas / clips de 50mm, hasta 240 hojas, color negro
Comprar en Amazon



Apli 11952 – Caja pinza pala abatible
Comprar en Amazon



Rapesco – Caja de 20 pinzas / clips de 19mm, hasta 75 hojas en varios emojis de color amarillo
Comprar en Amazon



Coideal – Juego de 30 pinzas de metal de 2,5 cm para archivos, papeles, dinero, etiquetas, bolsas, tiendas, oficina y cocina, tamaño pequeño
Comprar en Amazon

¿Qué tendría hacer el padre de Baltzley para añadir un manuscrito a su colección? Descoser, perforar el nuevo folio y recoser otra vez el bloque. Así que su hijo que debía desesperarse observando el proceso decidió echarle una mano. Así fue como se inventó la primera pinza de oficina con un diseño similar al actual.

La construcción de las pinzas de oficina

El diseño de la pinza de oficina utiliza sólo dos elementos: una chapa plegada y algo de alambre. La chapa de acero se pliega en forma de triangulo, con sus extremos curvados en forma de cilindro y haciendo contacto entre sí. El bucle permite introducir unas manecillas de alambre en su cavidad. Con la ayuda de las palancas se deforma la chapa metálica, esto somete al acero a una tensión ya que intenta recuperar su posición inicial. En la abertura creada se introduce el papel. Los bordes en forma de bucle de la pinza someten a los folios a una fuerte presión evitando que se separen. Una vez sujetas las hojas se pueden plegar las manecillas hacia dentro -o incluso retirarlas- para que ocupen menos espacio.

Aunque el principio de funcionamiento es bastante sencillo, ha ido evolucionando a lo largo del siglo XX hasta llegar al diseño actual.

¿Cómo reparar archivadores y carpetas de anillas?

¿Cómo reparar archivadores y carpetas de anillas?


No siempre es necesario deshacerse de los viejos archivadores y carpetas de anillas, a no ser que las cubiertas de cartón se encuentren en muy mal estado. Los problemas más comunes que surgen es el desalineado de las anillas o simplemente la pérdida del compresor de hojas. Ambas cosas se pueden solucionar sin demasiada dificultad. Vamos a ver como reparar un archivador de anillas.

Archivadores de anillas

¿Cómo reparar el mecanismo de anillas de un archivador de palanca?

Generalmente las anillas se deforman con el paso del tiempo debido al peso de las hojas. Se pueden quedar ligeramente separadas (abiertas), a diferente altura o desalineadas lateralmente. Se puede recuperar su posición forzándolas con la mano o con la ayuda de un pequeño alicate.



Esselte 624177 – Archivadores de anillas (lomo estándar de 75 mm, 10 unidades), diferentes coloresComprar en Amazon

Para lograr un ajuste perfecto es importante efectuar las correcciones poco a poco y siempre con el mecanismo abierto. Probaremos a cerrar de nuevo después de cada ajuste. Se suele conseguir con un par de intentos. Con un poco de práctica resulta muy rápido recuperar el mecanismo y dejar los archivadores como el primer día.

Si el archivador lo tenemos lleno de hojas retiraremos las hojas con cuidado, en lotes lo más grandes posibles pero intentando que queden alineadas para facilitar el posterior archivo. También podemos retrasar la reparación y aprovechar para hacerlo cuando llegue el momento de traspasar los documentos a las cajas de archivo definitivo.

Accesorios para los archivadores de anillas

Otro problema bastante común es la pérdida del compresor de hojas. El compresor cumple una función imprescindible: oprime las hojas contra la cubierta trasera del archivador para evitar que se muevan al ponerlo en la estantería.



Leitz Active – Compresor para archivador de anillas, color grisComprar en Amazon


Liderpapel CV01 – Compresor para archivador AZComprar en Amazon


Photo Album Company – Juego de compresores para archivador (25 unidades, 300 mm, multitaladro), color rojoComprar en Amazon

De hecho, los archivadores de anillas que carecen compresor de hojas, además de resultar inestables duran mucho menos tiempo. Afortunadamente esto tiene fácil solución: se pueden comprar compresores de repuesto en cualquier papelería online. Existen dos modelos:

Compresor de hojas de palanca
Compresor de hojas deslizante

El compresor de hojas de palanca suele ser más barato. Dispone de dos varillas que se cierran mediante la acción de la palanca.

La otra opción es el compresor de hojas deslizante. Está formado por un alambre continuo que forma una ranura que disminuye de ancho gradualmente. Al alejarlo de las anillas estas se traban en la ranura y lo dejan bloqueado. Ambos cumplen su función y sólo es cuestión de gustos el utilizar uno u otro.

Con el mecanismo de anillas reparado y la compra de un nuevo compresor sólo nos queda un asunto por resolver: la etiqueta. Los archivadores de calidad incluyen un porta etiquetas en el lomo.



Esselte – Etiquetas para lomo de archivador (75 mm, 100 unidades), color blancoComprar en Amazon


Herma 10180 – Etiquetas de archivador despegables A4, 59×297 mm, papel mate opaco, 75 unidades, color blancoComprar en Amazon

En ese caso basta con imprimir o escribir en una nueva tarjeta para identificar el contenido. Sin embargo, si nuestra carpeta tiene etiqueta adhesiva tendremos que recurrir a otra solución: pegar una nueva etiqueta.

Etiqueta adhesiva para archivadores de anillas

Marcas como Elba venden estas etiquetas que podemos encontrar en diversos tamaños y colores (los más habituales son blanco y hueso).

Conclusión

Con accesorios de repuesto como las etiquetas y los compresores de hojas y con un poco de paciencia es posible reparar la mayoría de los archivadores de oficina y evitar así tener que comprar uno nuevo.

Cinco productos icono de la papelería que han sobrevivido sin ver alterado su diseño

Cinco productos icono de la papelería que han sobrevivido sin ver alterado su diseño


En el mundo de la papelería hay productos que han desaparecido para siempre, mientras que otros se han conservado sin apenas ver alterada su estética. Un ejemplo de producto que se ha perdido “para siempre” es el disolvente del típex. Este producto, dejó de comercializarse con la llegada de una nueva fórmula del líquido corrector, con ella el producto dejo de evaporarse y el disolvente dejó de ser necesario.

En cambio otros artículos continuan vendiendose en pleno año 2018 con la mismo aspecto que tenían a finales del siglo veinte. Vamos a ver cinco de los más importantes.

1. El bolígrafo BIC Cristal

Bolígrafo BIC Cristal
Bolígrafo BIC Cristal de color azul. Fuente: ofistore.com

Sin duda el bolígrafo más famoso del mundo. El legendario BIC Cristal es un auténtico icono de la papelería. Inventado en 1950 este utensilio de escritura se encuentra a punto de cumplir los setenta años. Todos hemos utilizado de pequeños este bolígrafo en el colegio y en el instituto. Su diseño apenas ha cambiado desde entonces.

Incofundible por el diseño hexagonal de su cuerpo de plástico duro transparente “Cristal”. Por su capuchón perforado antiasfixia y por el orificio central que regula la presión ambiental dentro del cuerpo de bolígrafo para evitar escapes de tinta. Utiliza tinta con base de aceite y tanto la tapa principal como el tapón trasero son del mismo color que la tinta, lo que permite saber su color.

El BIC Cristal se ha convertido en el referente de la escritura con tinta por tres motivos: siempre funciona, es muy barato y se puede comprar en cualquier sitio.

2. El lapicero con goma de borrar Staedtler Noris 122

Lápiz con goma
Lapicero Noris 122 HB con goma de borrar. Fuente: Staedtler

También disponible sin la goma de borrar, en cuyo caso tiene un terminal pintado de color rojo que igualmente resulta muy reconocible. Su goma rara vez dura lo mismo que la mina de grafito pero tampoco se podría hacer más larga ya que se quebraría con el esfuerzo. En cualquier caso este lapicero Staedtler es un útil de escritura increiblemente práctico.

El diseño del Noris 122 también ha sobrevivido sin ningún cambio. Al igual que el BIC cristal su cuerpo es de sección hexagonal y es tremendamente reconocible por sus líneas negras y amarillas. Es un lapicero de gran calidad, con doble encolado de la mina lo que evita la rotura de la misma.

Actualmente está fabricado con madera procedente de bosques gestionados de manera responsable y su goma no contiene PVC ni látex. Sin duda otro icono mundial de la papelería junto a su hermano sin borrador, el Noris 120.

3. La goma de borrar Milan 430 “Miga de pan”

Goma de borrar modelo 430 de la marca Milan
Goma de borrar Milan 430

La goma de borrar por excelencia. Barata, efectiva y disponible en cualquier papelería. Un diseño inolvidable, de planta cuadrada y con las esquinas redondeadas. Con la inscripción de la marca en diagonal “Milan” y el modelo “430” en su extremo inferior derecho. Este borrador es otro de los productos que todos hemos llevado en nuestro estuche escolar.

La goma 430 de Milan esta fabricada con un material extremadamente blando por lo que borra con muchísima facilidad aunque produce bastantes residuos. Hay quién prefiere comprar una goma más cara como la Milan Nata o la Staedtler Mars Plastic pero al mismo tiempo hay un incontable número de personas que no cambian la Milan 430 por ninguna otra.

Utilizada en oficinas, en colegios y en el hogar. Cuando está a punto de terminarse queda reducida a una pequeña bolita borradora, pero aún así podemos saber que se trata de una 430 gracias a sus inconfundibles colores. Inventada en 1918 acaba de cumplir 100 años. Este es el legado que deja Milan en el mundo de la papelería.

4. El rotulador edding 1200

Rotulador rojo edding 1200
Rotulador edding 1200 de color rojo

Un rotulador que tal vez habría pasado más desapercibido de no ser por la forma de su capuchón. Tal vez el que lo diseñó no era consciente del éxito que tendría esta tapa inconfundible por su terminación oblicua.

Los clásicos rotuladores edding 1200 con punta de fibra están fabricados en Alemania y tienen tinta con base al agua que resisten a la luz solar. Muy apreciados por dos motivos: se deslizan extremadamente bien sobre el papel y se fabrican en una gran variedad de colores.

Tal vez el 1200 es el edding más famoso de todos pero sus hermanos de punta gorda como el edding 3000 o el edding 500 son también muy populares en todo el mundo. Se fabrican con punta cónica redonda o biselada.

5. El subrayador fluorescente Stabilo Boss Original

Marcador Stabilo Boss Amarillo
Marcador fluorescente amarillo Stabilo Boss Original

¿Con qué otro resaltador podríamos subrayar y marcar los textos importantes? Para estudiar en casa o para puntear documentos en el trabajo lo cierto es que este marcador fluorescente es absolutamente imprescindible.

La marca Stabilo se utiliza por muchos como sinónimo marcador (“tengo que comprar unos Stabilo”). Fabricado por la marca alemana de material de oficina Stabilo Schwan muy famosa por su logotipo del cisne. El Stabilo Boss Original es el más vendido en toda Europa.

Su cuerpo está diseñado con forma trapezoidal y la tapa y el diseño de su punta es tiene un estilo característico único. El último producto icónico de nuestra lista. Si crees que se nos olvida alguno no lo dudes y publica tu comentario.