Herramientas para modelar plastilina

Herramientas para modelar plastilina


Hacer figuritas de plastilina es una de las manualidades escolares más divertidas que existe. No necesariamente tiene que ser plastilina, claro está, también puede ser pasta fimo, arcilla de colores, pasta de papel maché, pasta fluorescente, plastilina horneable, etc. Por la facilidad con la que se trabaja este material suele ocurrir que lo moldeamos directamente con las manos, que esta bien, pero podemos conseguir formas y figuras mucho más interesantes si utilizamos herramientas para modelar. Además, hay ciertas cosas que no las vamos a lograr sin algún tipo de útil auxiliar.

Por ejemplo, podemos recurrir al alambre de los clips de oficina o una moneda para hacer ranuras en la plastilina, pero el fondo y los bordes de la ranura quedan mucho mejor definidos si utilizamos una herramienta de modelar específica porque la curva y la textura que deja es mucho más suave. Estas son algunas de las herramientas para modelar más comunes.

Herramientas para modelar plastilina
Set de herramientas para modelar plastilina de alambre y madera

Tipos de herramientas para modelar plastilina

Buriles

Buriles para plastilina
Buriles para plastilina

Los buriles son unas pequeñas barras, cuya punta termina en forma achaflanada o redondeada, que sirven para cortar, marcar y hacer ranuras en la plastilina. Los primeros buriles que fabricó el hombre estaban hechos con hueso y piedra. En la actualidad se utiliza generalmente el acero templado. Los escultores profesionales golpean el buril con una maza para hacer grabados en materiales duros. Por supuesto, para la plastilina o el fimo no es necesario.

Tienes varios tipos de buriles con puntas más o menos puntiagudas y curvas para tallar todo tipo de grabados y estrías en la pasta de modelar. Uno de los usos que se le da a los buriles es dar textura a las figuritas para simular tejidos, ropa, etc.

Monstruo de plastilina
Monstruo hecho con plastilina

Rodillos de alisar

Los rodillos se utilizan para obtener una capa homogénea de plastilina, fimo o arcilla. Hacerlo a mano es prácticamente imposible (además se marcan las huellas dactilares y queda mucho menos estético). Existen dos tipos de rodillos para plastilina: los rodillos lisos y los de texturizar. Los segundos, a su vez, también los podemos comprar de dos tipos: los fijos y los móviles. Los rodillos fijos de texturizar son como los de cocina, pero con ranuras, salientes, aristas, etc. diseñados para dejar marcas en el material. Los segundos, en cambio, tienen forma de rueda y se instalan sobre un mango cuyo extremo hace de eje. La rueda, pueden tener textura o ser lisos pero con una forma irregular (ondulada, zig-zag, etc.). Estos últimos rodillos se utilizan para perfilar bordes cuando no queremos que queden rectos.

Rodillos para plastilina
Diferentes tipos de paletas y rodillos para alisar plastilina

Vaciadores de alambre

Estas herramientas para modelar van geniales para eliminar la plastilina sobrante cuando queremos hacer formas huecas. Son muy adictivos y sencillos de usar. Los vaciadores de alambre incluyen una empuñadura de madera en cuyos extremos encontramos una anilla de alambre con diferentes formas. Haciendo una ligera presión en la plastilina, arcilla, fimo—el material que más nos guste—y tirando de ellos ligeramente vamos desbastando pequeñas capas de material. Algo parecido a como se utiliza un rastrillo de jardín. Estos pequeños retoques nos permiten dar la forma interior a nuestras figuras con total precisión.

Herramientas para modelar plastilina: vaciadores
Vaciadores de alambre para modelar plastilina

Moldes

Los moldes son perfectos para hacer en poco tiempo un monton de figuritas. Por ejemplo podemos decorar algún objeto con un patrón de estrellitas. O hacer un monton de árboles, coches, monigotes, etc. Se utilizan como los cortadores de galletas de la cocina. Antes tendrás que alisar una capa de plastilina con los rodillos.

Moldes para modelar plastilina
Moldes para modelar plastilina

Cuchillos

Estas herramientas para modelar nos sirven para dos cosas, primero para cortar la plastilina. Y segundo, para dar textura. La ventaja respecto a los buriles es que son mucho más anchos. por ejemplo si quieres rayar una superficie amplia es más fácil hacerlo con el cuchillo. Reservamos los buriles para retoques y detalles puntuales. Otra forma de cortar la plastilina es con las tijeras especiales para plastilina.

Extrusoras de plastilina y jeringas

Cargando la plastilina en las extrusoras o jeringas de plastilina y pulsando el émbolo, en el caso de las jeringas, o la manivela, si utilizamos la extrusora, conseguiremos tiras alargadas de plastilina que pueden ser lisas o con estrías de churros, etc. Son muy útiles para simular cuerdas, bordes, adornos que luego acoplamos a las figuritas. Los churros que sacamos de la extrusora los podemos cortar con las tijeras.

Extrusora plastilina
Extrusora plastilina

Y eso es todo. Estas son las herramientas para modelar plastilina, fimo y arcilla más utilizadas en las manualidades escolares. Con unas cuantas de estas herramientas podréis conseguir que vuestras figuritas queden mucho más profesionales.

Elefante de plastilina
Elefante de plastilina
Figuritas de plastilina
Figuritas de plastilina
Sellos adhesivos para manualidades y montajes

Sellos adhesivos para manualidades y montajes


Cuando tenemos que pegar fotografías o realizar collages, montajes o composiciones la manera clásica de hacerlo es con el pegamento de barra. Funciona y cumple bien su función pero tiene algunos inconvenientes: hay que prestar atención para no ensuciar el soporte y debemos esperar unos segundos a que se seque. Pero lo más engorroso es que es una labor que puede resultar muy lenta si tenemos que pegar muchos elementos. Podemos ganar bastante tiempo con el pegamento en formato roller pero ahora tenemos una solución aún más rápida: los sellos adhesivos.

¿Qué son los sellos adhesivos?

Los sellos adhesivos son un nuevo formato para aplicar pequeños fragmentos de adhesivo instantáneo. Tienen la apariencia de un sello de caucho automático. En su interior contienen una cinta adhesiva precortada. Cuando lo presionamos situan sobre el papel una almohadilla adhesiva de doble cara. La aplicación es inmediata.

Sellos adhesivos para manualidades y montajes
Sello adhesivo Tesa Glue Stamp

Por ejemplo para pegar una fotografía estamparemos un sello en cada una de sus esquinas. Después quedará lista para pegar sobre el soporte. El sello adhesivo Tesa Glue Stamp contiene en su interior 1100 estampaciones. Más rápido imposible. Además la carcasa está fabricada con plástico reciclado. Se trata de una alternativa al adhesivo en roller o al pegamento de barra mucho más cómoda y práctica.

Los sellos adhesivos son ideales para montajes, fotocomposiciones, collages y sobre todo en las manualidades escolares. Con ellos iremos mucho más rápido ya que su aplicación es más sencilla y no tenemos que poner el cuidado necesario para no sobrepasar los bordes como con los stick adhesivos.

Los elementos de sujeción para oficinas: grapas, clips y broches

Los elementos de sujeción para oficinas: grapas, clips y broches


Entre los artículos de papelería más comprados por las oficinas se encuentran los elementos de sujeción de documentos. Estos artículos nos permiten agrupar y retener las hojas de los documentos de manera efectiva. La cualidad que une a todos estos productos es que retienen los documentos en sí mismos. Sin archivarlos en un soporte adicional. En esto se diferencian de otros objetos como las carpetas, los dosieres o las fundas de plástico. Los elementos de sujeción se emplean cuando queremos tener los documentos bien accesibles para realizar algún tipo de proceso con ellos.

Tipos de elementos de sujeción

Según la naturaleza de su unión podemos clasificar estos elementos en dos tipos:

  • Elementos fijos o permanentes: las grapas
  • Elementos temporales: clips y pinzas.

En el caso de la grapa hay que observar que existe un tipo de grapado especial (el grapado abierto) que permite un unión más superficial de las hojas. Esta unión está especialmente diseñada para retirarse posteriormente. Sin embargo como se necesita un quitagrapas para ello consideramos que es una unión permanente. Al contrario con el resto de los elementos temporales como las anillas o los clips pueden retirarse sin necesidad de instrumental alguno.

Las grapas, la manera más económica de agrupar documentos

Grapadora y quitagrapas
Grapadora, grapas y quitagrapas

El grapado es uno de los de los elementos de sujeción más empleados en las oficinas. Es un sistema muy económico que sólo requiere de una herramienta sencilla y económica para su uso: la grapadora.

Con una grapadora sencilla podemos unir de manera semipermanente o permanente fajos de entre diez y treinta hojas de papel. Con los modelos más robustos podremos coser hasta 200 hojas.

Las ventajas de este sistema es que el coste por unión es el más bajo de todos. Una grapa es más económica que un clip y la diferencia de precio respecto a un encuadernador o una pinza aún es mayor. Su contrapartida es la necesidad de la grapadora. Algo que no es necesario con el resto de elementos de sujeción.

Los clips

El primer objeto comercializado como clip fue patentado en Estados Unidos en 1867. No era un elemento de sujeción diseñado para sujetar papeles entre sí sino para fijar etiquetas en productos textiles. Sin embargo a partir de esta patente surgieron numerosas variantes que nos llevan hasta 1899 donde se inventa un elemento muy similar al clip actual.

Linea del tiempo de la invención del clip sujetapapeles

La mayoría de los diseños de clips sujetapapeles están elaborados con alambre de acero -aunque también existen clips de plástico-. El diseño más habitual es un doble bucle incompleto (la segunda vuelta no llega a estar completa). El patrón del doble bucle puede tomar diferentes formas: rectangular, circular o triangular. Esto condiciona la facilidad de inserción del mismo pero no tanto su efectividad. De hecho el principio del funcionamiento del clip de oficina está basado en dos propiedades: la torsión y la fricción.

¿Cómo funciona un clip de oficina?

Clips de colores
Clips de oficina de colores

Al separar los bucles entre sí sin superar el límite elástico del acero (esfuerzo de torsión) el clip intenta recuperar su posición inicial creando una tensión entre ambos bucles. Esta tensión es la que se aprovecha para la sujeción del papel. Para que las hojas no se resbalen se es necesario que exista una cierta fricción entre el alambre y el papel.

Si sobrepasamos el límite elástico del alambre de acero el clip queda deformado e inservible. Lo hacemos cuando desenrrollamos un clip para activar el botón reset de algún dispositivo electrónico. Si el clip está hecho de un material menos elástico como el plástico un esfuerzo excesivo puede ocasionar la rotura del material.

El revestimiento de los clips de oficina

El acero ordinario o acero al carbono es el material más utilizado para el alambre de los clips. Es económico pero presenta un inconveniente: es poco resistente a la corrosión. Por ello se debe aplicar algún tipo de protección contra ésta. Las soluciones más extendidas consisten en revestir el clip con una película plástica o bañarlo en un metal resistente a la oxidación ambiental como el zinc, el cobre o el níquel. De no ser por esta protección estos elementos de sujeción terminarían por ensuciar los documentos de papel de óxido. Esto no se aplica -obviamente- en los clips de plástico.

Los broches sujetapapeles pueden ser fijos o abatibles

pinzas.fijas
Broches fijos para sujetar papeles entre sí

Existen dos opciones de broche o pinza sujetapapeles: los fijos y los abatibles. La pinza fija es más antigua que la abatible. Hoy apenas se utiliza. Estos elementos de sujeción nos permiten mantener unidas varias hojas de papel entre sí. Son efectivas para retener diferentes cantidades de documentos gracias a la gran potencia de su resorte.

El motivo por el que dejó de emplearse la pinza fija es porque es mucho más incómoda. La mayor parte de la misma sobresale del fajo de hojas y sus brazos entorpecen el apilado del papel. Una pinza abatible permite volver hacia dentro los brazos una vez que se ha fijado sobre el papel. Las pinzas abatibles son mucho más discretas y efectivas. Al igual que las fijas se pueden retirar cuando sea necesario plegando de nuevo sus brazos.

La pinza es un elemento de sujeción muy potente que no deja marcas sobre el papel. A diferencia del clip las pinzas casi siempre son metálicas ya que una pinza de plástico apenas podría retener hojas. Su funcionamiento también se basa en la torsión y la elasticidad del acero. La pinza moderna está formada por una pieza metálica en forma de “U” que se deforma con la ayuda del esfuerzo multiplicador de palanca que se obtiene mediante sus brazos. De nuevo no podemos sobrepasar el límite elástico del acero o dejaríamos la pinza con una deformación permanente. Es decir abierta.