10 regalos de corcho y materiales de papelería ecológicos

10 regalos de corcho y materiales de papelería ecológicos


No hay duda. El material de oficina ecológico está de moda.

La necesidad de producir productos de papelería más sostenibles y la mayor demanda que, cada vez más, tienen estos productos lleva a los fabricantes del sector a ofrecer nuevos y originales productos.

En este artículo hemos recopilado algunos productos de papelería y material de oficina hechos con corcho.

Cuadernos de corcho
Cuadernos escolares con cubiertas de corcho

1. Pizarras de corcho mixtas

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de corcho escolar es, probablemente, la pizarra de corcho. Sí, la típica pizarra de corcho que se pone encima del escritorio para pinchar en ella los recordatorios.

¿Quién no ha tenido de pequeño uno de estos tableros en su mesa de estudio? El clásico tablero escolar de corcho con marco de madera es un artículo conocido por todo el mundo.

Aunque este tablero sea un producto ecológico, no tiene nada que ver con la ecología. El tablero de anuncios para chinchetas simplemente se fabrica en corcho por su funcionalidad. Es una superficie ideal para utilizar con chinchetas.

Lo que sí ha ocurrido es que algunas marcas han decidido apostar por variantes algo más originales. Por ejemplo, las pizarras mixta magnética. Se trata de pizarras que combinan tablero de corcho y superficie magnética de pizarra negra.

Pizarra de corcho negra

Pero el corcho, un material natural biodegradable, tiene muchísimas más aplicaciones. Algunas de ellas más obvias y otras menos. De hecho, algunos objetos escolares de corcho nos van a sorprender bastante.

2. Pizarras hexagonales para pared

Continuamos la lista con otra variación del tablero de corcho escolar.

Los que encuentren aburrido el formato rectangular de las pizarras de corcho tienen ahora una divertida alternativa: los tableros de corcho hexagonales autoadhesivos.

Tablero de corcho hexagonal

Estos tableros hexagonales son perfectos para fijar en la pared. Hacerlo es fácil y sencillo. No necesitamos taladrarla. Solo hay que despegar la lámina protectora y pegarlo.

Estos hexagonos de corcho incluyen unas cuantas chinchetas. Con su ayuda fijaremos en ellos fotografías, mensajes, recordatorios, listas de la compra o listas de tareas. También nos sirve para pinchar el calendario escolar. Ni que decir tiene, que con ellos se puede conseguir una excelente decoración de la pared.

Pizarra corcho hexagonal adhesiva

Tenemos varias opciones de instalación. Los hexágonos se pueden disponer como si fuera un panal de abejas. Es recomendable dejar algo de separación entre ellos para aumentar el efecto decorativo.

En cuanto a las formas, todo vale. Los podemos situar aislados o formando estructuras regulares o irregulares: quedan bien de todas las maneras.

Decoración con paneles de corcho

Un aspecto positivo de estos hexágonos de corcho es que son relativamente gruesos: tienen 6 mm de espesor. El corcho de revestir paredes suele tener este grosor, a veces es incluso más delgado. El grosor es más que suficiente para clavar las chinchetas —cortas o largas— sin marcar la pared. De hecho, algunos tableros de corcho escolares con marco de pino tienen un espesor mucho más fino y endeble: apenas 2 o 3 mm.

Podemos utilizar estos tableros para decorar todo tipo de estancias: oficinas, habitaciones, cafeterías, locales, restaurantes. Por supuesto también nos será util en casa. Especialmente, en la cocina y el salón.

La pizarra de corcho hexagonal es una alternativa interesante al formato rectangular de toda la vida. Pero no deja de ser también un tablero de corcho. Hay cosas mucho más llamativas. El segundo lugar en nuestra lista lo ocupan los estuches de corcho.

3. Estuches escolares de corcho

Marcas como Roxy, Quicksilver o Mr. Wonderful nos ofrecen estuches para el colegio con diseños juveniles muy originales. El problema es que casi todos ellos son de tela teñida o estampada. Los estuches escolares de corcho nos ofrecen una alternativa del clásico plumier escolar más ecológica y original.

El corcho es un material que está de moda por su durabilidad, por su aspecto y por ser un material biodegradable y renovable.

Estuche escolar de corcho

Los estuches escolares de corcho tienen algunas ventajas sobre los de tela:

  • El corcho es un material hidrófugo resistente al agua
  • El estuche para el colegio de corcho no teñido no contiene tintas ni químicos tóxicos
  • Al ser un material natural cada ejemplar es único
  • Son muy resistentes y duraderos

Decoración con paneles de corcho

El neceser de corcho es perfecto para guardar los lápices de colores, los rotuladores, las tijeras o el pegamento de barra.

¿Cómo son los estuches escolares de corcho?

Los hay de varios tipos. Algunos son cilíndricos, otros rectangulares. Además, los hay más o menos flexibles. En algunos casos, se utiliza una base para lograr una mayor resistencia. Por ejemplo, de tela o de aluminio.

Estuche escolar de corcho natural

Un núcleo le aporta al estuche una cierta resistencia a los golpes y al rasgado mientras que el corcho lo hace impermeable al agua.

Otra ventaja del corcho es que es un material muy ligero y aislante.

Estuche escolar corcho marrón

Encontramos dos tipos de estuches escolares de corcho. Por un lado los que están hechos con fragmentos. Como los tapones de las botellas. En estos casos casi siempre se utiliza otro material de soporte. Pero también hay plumieres de corcho natural. Como en las mejores botellas de vino.

Plumier de corcho Simaru

Para fabricar los estuches, la corteza del alcornoque se lamina y se trata para producir una membrana continua. Esta membrana es la piel de corcho, un material superelegante, muy aislante, único en su textura —ningun estuche es idéntico a otro. El resultado es un estuche muy duradero y resistente.

Los estuches de piel de corcho son perfectos también para adultos. Algunos son verdaderamente elegantes ya que están teñidos y su textura es muy agradable. Este material se conoce como piel o cuero de corcho.

Estuche escolar para lápices de corcho

El corcho natural es fácil de limpiar. Desprende un agradable aroma natural. Además, se puede lavar a mano con una bayeta húmeda y jabón. Algunos de los estuches de corcho soportan la limpieza en lavadora, en programas delicados, con agua fría a 30º.

4. Libretas de corcho Miss Wood

Miss Wood es una marca de libretas de corcho que nos ofrece cuadernos tipo Moleskine, con marcapáginas y cubiertas de corcho natural decoradas con diferentes estilos.

Libretas de corcho Miss Wood

Estas originales libretas de notas están serigrafiadas en la portada con diferentes estilos. En su interior encontramos papel de 70 g/m² de color marfil. También incluyen una faja de papel impresa en papel Fedrigani Neptuno de 140 gramos.

Las libretas Miss Wood miden 140×210 mm y están disponibles en cinco estilos diferentes.

La marca también fabrica otro tipo de cuadernos de corcho, más sencillos, pero igualmente atractivos: https://amzn.to/2WJIy4o

5. Bolígrafos de corcho

Otro original producto de papelería hecho con corcho es el humilde bolígrafo.

Los bolígrafos de corcho son ideales para utilizar como merchandising, artículos promocionales, regalos, etc. Podemos encontrarlos en varias versiones: con núcleo de plástico o de aluminio, retráctiles, con capuchón o con mecanismo de giro.

Bolígrafos de corcho

Los bolígrafos de corcho más baratos son ideales para personalizar con el logotipo de la marca. Algunos de estos productos publicitarios están hechos, además, con plástico reciclado.

Está claro que el material de oficina ecológico es algo que cada vez está más demandado. Las marcas de papelería no quieren perder el tren.

Aquí tenemos un ejemplo, bolígrafos ecológicos de corcho hechos con materiales reciclados (plástico) y materiales naturales renovables (partículas de corcho). Se presentan en una elegante funda, fabricada también con corcho.

Bolígrafos de corcho baratos

Estos bolis son ideales para regalar a invitados en bodas, comuniones, eventos, fiestas, bautizos, fiestas de empresa, etc.

6. Globos terráqueos de corcho

Las esferas terrestres de corcho son el regalo perfecto para las personas más viajeras. Las de bolas del mundo iluminadas o las interactivas están bien. Tienen su función y son muy decorativas. Pero tienen un problema: no podemos marcar posiciones sobre ellas.

Lo bueno de los globos terráqueos de corcho es que podemos señalar posiciones en los países utilizando chinchetas. Son un regalo de lo más original y elegante.

Lo único que tenemos que tener en cuenta antes de comprar una esfera terrestre de corcho, es que si su base también es de corcho, es mejor que sea mixta. Es decir, que sea de metal o madera recubierta con corcho. De lo contrario, será poco estable puesto que el corcho es un material muy ligero.

El globo terráqueo que podéis ver a continuación mide 13 cm de diámetro e incluye una bolsa con 12 chinchetas rojas. Es un globo terráqueo estable, con base de madera y continentes pintados en color negro.

Globo terráqueo de corcho

7. Mapamundi de corcho

De nuevo Miss Wood nos sorprende con otro producto hecho de corcho que puede ser un regalo perfecto. En esta ocasión se trata de un mapamundi de pared. Un mapamundi con base de corcho.

El mapa del mundo no está pegado sobre la base de corcho. Algo que sí ocurre con los mapamundis de otras marcas. Los continentes, océanos e inscripciones del mapamundi Miss Wood están impresos directamente sobre el corcho.

Mapamundi de corcho

El mapamundi Miss Wood Lo podemos conseguir en dos tamaños: 45×60 cm y 90×60 cm. Se fabrica en cinco estilos Old Schoo, Retro, Terracota, Tropical y Vintage.

Este original regalo está fabricado con corcho natural procedente de Portugal.

Al igual que sucede con el globo terráqueo, este mapa es ideal para señalar posiciones con la ayuda de las chinchetas. Es perfecto como mapa escolar para el aprendizaje de la geografía, pero también puede servir para planificar viajes.

El paquete incluye 10 chinchetas largas de color rojo, 10 verdes y clavos para fijarlo en la pared.

8. Tableros de corcho con forma de bocadillo de cómic

Se trata de otra variante más de las pizarras de corcho. En esta ocasión con forma de bocadillos de diálogo como los de los comics.

Los tableros de corcho con formas son geniales para utilizar como organizadores y sujetar notas, postales, fotos o recordatorios. Su estilo y su forma quedan bien en casi cualquier lugar.

Tableros de diálogo de corcho

Los bocadillos de cómic de corcho son perfectos para tener todo a la vista: la lista de la compra, el horario escolar o la lista de tareas semanales.

Estos tableros incluyen un orificio en la parte trasera que facilita su montaje. Son perfectos para la cocina, la oficina o el cuarto de los niños. Se venden en paquetes de tableros surtidos y se incluyen las chinchetas.

9. Bloques apilables de construcción de corcho para niños

El regalo perfecto para los niños más pequeños. Los bloques de construcción de corcho Korxx se pueden apilar para formar edificios en altura. El corcho, un material natural, es mucho más seguro para los niños que el plástico. El PVC por ejemplo, puede contener ftalatos y otras sustancias tóxicas.

Bloques apilables de corcho para niños

Los bloques se presentan con los bordes biselados y la superficie pintada y pulida en atractivos colores. La pintura utilizada es al agua. Se trata de un juguete ecológico, sostenible y biodegradable. Además, está fabricado en la Unión Europea.

Este juguete de bloques apilables de corcho está recomendado para niños a partir de 1 año de edad.

10. Portarrollos de corcho para cinta adhesiva

Aquí tenéis un original dispensador de celo fabricado con corcho. Parece que los fabricantes material de oficina ecológico siempre encuentran una alternativa sostenible para reemplazar el plástico. Con el portarrollos de celo, hay que reconocer, que parecía difícil la sustitución: casi todos los portacelos son de plástico.

Portarrollos de corcho

Este portarollos está esculpido en un auténtico bloque de corcho, no se trata de un molde recubierto. Se consigue así un mayor peso del dispensador, lo que le da más estabilidad sobre el escritorio.

Portacelo de corchoConclusión

El corcho está de moda. La piel de corcho está siendo utilizada para fabricar todo tipo de complementos como las carteras de corcho, los bolsos o las mochilas. En el sector del material de oficina así como en el del material escolar son, cada vez más, los productos que se fabrican con este material.

Portarrollos de celo, pizarras, cuadernos y libretas, paneles de pared, juguetes apilables, globos terráqueos, bolígrafos o mapamundis son algunas de las alternativas ecológicas a productos de plástico que ya son una realidad.

El material de oficina y los productos escolares de corcho, por su gran valor estético, pueden ser el regalo perfecto y son más respetuosos con el entorno que los productos hechos de plástico u otros derivados del petróleo.

Herramientas para modelar plastilina

Herramientas para modelar plastilina


Hacer figuritas de plastilina es una de las manualidades escolares más divertidas que existe. No necesariamente tiene que ser plastilina, claro está, también puede ser pasta fimo, arcilla de colores, pasta de papel maché, pasta fluorescente, plastilina horneable, etc. Por la facilidad con la que se trabaja este material suele ocurrir que lo moldeamos directamente con las manos, que esta bien, pero podemos conseguir formas y figuras mucho más interesantes si utilizamos herramientas para modelar. Además, hay ciertas cosas que no las vamos a lograr sin algún tipo de útil auxiliar.

Por ejemplo, podemos recurrir al alambre de los clips de oficina o una moneda para hacer ranuras en la plastilina, pero el fondo y los bordes de la ranura quedan mucho mejor definidos si utilizamos una herramienta de modelar específica porque la curva y la textura que deja es mucho más suave. Estas son algunas de las herramientas para modelar más comunes.

Herramientas para modelar plastilina
Set de herramientas para modelar plastilina de alambre y madera

Tipos de herramientas para modelar plastilina

Buriles

Buriles para plastilina
Buriles para plastilina

Los buriles son unas pequeñas barras, cuya punta termina en forma achaflanada o redondeada, que sirven para cortar, marcar y hacer ranuras en la plastilina. Los primeros buriles que fabricó el hombre estaban hechos con hueso y piedra. En la actualidad se utiliza generalmente el acero templado. Los escultores profesionales golpean el buril con una maza para hacer grabados en materiales duros. Por supuesto, para la plastilina o el fimo no es necesario.

Tienes varios tipos de buriles con puntas más o menos puntiagudas y curvas para tallar todo tipo de grabados y estrías en la pasta de modelar. Uno de los usos que se le da a los buriles es dar textura a las figuritas para simular tejidos, ropa, etc.

Monstruo de plastilina
Monstruo hecho con plastilina

Rodillos de alisar

Los rodillos se utilizan para obtener una capa homogénea de plastilina, fimo o arcilla. Hacerlo a mano es prácticamente imposible (además se marcan las huellas dactilares y queda mucho menos estético). Existen dos tipos de rodillos para plastilina: los rodillos lisos y los de texturizar. Los segundos, a su vez, también los podemos comprar de dos tipos: los fijos y los móviles. Los rodillos fijos de texturizar son como los de cocina, pero con ranuras, salientes, aristas, etc. diseñados para dejar marcas en el material. Los segundos, en cambio, tienen forma de rueda y se instalan sobre un mango cuyo extremo hace de eje. La rueda, pueden tener textura o ser lisos pero con una forma irregular (ondulada, zig-zag, etc.). Estos últimos rodillos se utilizan para perfilar bordes cuando no queremos que queden rectos.

Rodillos para plastilina
Diferentes tipos de paletas y rodillos para alisar plastilina

Vaciadores de alambre

Estas herramientas para modelar van geniales para eliminar la plastilina sobrante cuando queremos hacer formas huecas. Son muy adictivos y sencillos de usar. Los vaciadores de alambre incluyen una empuñadura de madera en cuyos extremos encontramos una anilla de alambre con diferentes formas. Haciendo una ligera presión en la plastilina, arcilla, fimo—el material que más nos guste—y tirando de ellos ligeramente vamos desbastando pequeñas capas de material. Algo parecido a como se utiliza un rastrillo de jardín. Estos pequeños retoques nos permiten dar la forma interior a nuestras figuras con total precisión.

Herramientas para modelar plastilina: vaciadores
Vaciadores de alambre para modelar plastilina

Moldes

Los moldes son perfectos para hacer en poco tiempo un monton de figuritas. Por ejemplo podemos decorar algún objeto con un patrón de estrellitas. O hacer un monton de árboles, coches, monigotes, etc. Se utilizan como los cortadores de galletas de la cocina. Antes tendrás que alisar una capa de plastilina con los rodillos.

Moldes para modelar plastilina
Moldes para modelar plastilina

Cuchillos

Estas herramientas para modelar nos sirven para dos cosas, primero para cortar la plastilina. Y segundo, para dar textura. La ventaja respecto a los buriles es que son mucho más anchos. por ejemplo si quieres rayar una superficie amplia es más fácil hacerlo con el cuchillo. Reservamos los buriles para retoques y detalles puntuales. Otra forma de cortar la plastilina es con las tijeras especiales para plastilina.

Extrusoras de plastilina y jeringas

Cargando la plastilina en las extrusoras o jeringas de plastilina y pulsando el émbolo, en el caso de las jeringas, o la manivela, si utilizamos la extrusora, conseguiremos tiras alargadas de plastilina que pueden ser lisas o con estrías de churros, etc. Son muy útiles para simular cuerdas, bordes, adornos que luego acoplamos a las figuritas. Los churros que sacamos de la extrusora los podemos cortar con las tijeras.

Extrusora plastilina
Extrusora plastilina

Y eso es todo. Estas son las herramientas para modelar plastilina, fimo y arcilla más utilizadas en las manualidades escolares. Con unas cuantas de estas herramientas podréis conseguir que vuestras figuritas queden mucho más profesionales.

Elefante de plastilina
Elefante de plastilina
Figuritas de plastilina
Figuritas de plastilina
Sellos adhesivos para manualidades y montajes

Sellos adhesivos para manualidades y montajes


Cuando tenemos que pegar fotografías o realizar collages, montajes o composiciones la manera clásica de hacerlo es con el pegamento de barra. Funciona y cumple bien su función pero tiene algunos inconvenientes: hay que prestar atención para no ensuciar el soporte y debemos esperar unos segundos a que se seque. Pero lo más engorroso es que es una labor que puede resultar muy lenta si tenemos que pegar muchos elementos. Podemos ganar bastante tiempo con el pegamento en formato roller pero ahora tenemos una solución aún más rápida: los sellos adhesivos.

¿Qué son los sellos adhesivos?

Los sellos adhesivos son un nuevo formato para aplicar pequeños fragmentos de adhesivo instantáneo. Tienen la apariencia de un sello de caucho automático. En su interior contienen una cinta adhesiva precortada. Cuando lo presionamos situan sobre el papel una almohadilla adhesiva de doble cara. La aplicación es inmediata.

Sellos adhesivos para manualidades y montajes
Sello adhesivo Tesa Glue Stamp

Por ejemplo para pegar una fotografía estamparemos un sello en cada una de sus esquinas. Después quedará lista para pegar sobre el soporte. El sello adhesivo Tesa Glue Stamp contiene en su interior 1100 estampaciones. Más rápido imposible. Además la carcasa está fabricada con plástico reciclado. Se trata de una alternativa al adhesivo en roller o al pegamento de barra mucho más cómoda y práctica.

Los sellos adhesivos son ideales para montajes, fotocomposiciones, collages y sobre todo en las manualidades escolares. Con ellos iremos mucho más rápido ya que su aplicación es más sencilla y no tenemos que poner el cuidado necesario para no sobrepasar los bordes como con los stick adhesivos.

Los elementos de sujeción para oficinas: grapas, clips y broches

Los elementos de sujeción para oficinas: grapas, clips y broches


Entre los artículos de papelería más comprados por las oficinas se encuentran los elementos de sujeción de documentos. Estos artículos nos permiten agrupar y retener las hojas de los documentos de manera efectiva. La cualidad que une a todos estos productos es que retienen los documentos en sí mismos. Sin archivarlos en un soporte adicional. En esto se diferencian de otros objetos como las carpetas, los dosieres o las fundas de plástico. Los elementos de sujeción se emplean cuando queremos tener los documentos bien accesibles para realizar algún tipo de proceso con ellos.

Tipos de elementos de sujeción

Según la naturaleza de su unión podemos clasificar estos elementos en dos tipos:

  • Elementos fijos o permanentes: las grapas
  • Elementos temporales: clips y pinzas.

En el caso de la grapa hay que observar que existe un tipo de grapado especial (el grapado abierto) que permite un unión más superficial de las hojas. Esta unión está especialmente diseñada para retirarse posteriormente. Sin embargo como se necesita un quitagrapas para ello consideramos que es una unión permanente. Al contrario con el resto de los elementos temporales como las anillas o los clips pueden retirarse sin necesidad de instrumental alguno.

Las grapas, la manera más económica de agrupar documentos

Grapadora y quitagrapas
Grapadora, grapas y quitagrapas

El grapado es uno de los de los elementos de sujeción más empleados en las oficinas. Es un sistema muy económico que sólo requiere de una herramienta sencilla y económica para su uso: la grapadora.

Con una grapadora sencilla podemos unir de manera semipermanente o permanente fajos de entre diez y treinta hojas de papel. Con los modelos más robustos podremos coser hasta 200 hojas.

Las ventajas de este sistema es que el coste por unión es el más bajo de todos. Una grapa es más económica que un clip y la diferencia de precio respecto a un encuadernador o una pinza aún es mayor. Su contrapartida es la necesidad de la grapadora. Algo que no es necesario con el resto de elementos de sujeción.

Los clips

El primer objeto comercializado como clip fue patentado en Estados Unidos en 1867. No era un elemento de sujeción diseñado para sujetar papeles entre sí sino para fijar etiquetas en productos textiles. Sin embargo a partir de esta patente surgieron numerosas variantes que nos llevan hasta 1899 donde se inventa un elemento muy similar al clip actual.

Linea del tiempo de la invención del clip sujetapapeles

La mayoría de los diseños de clips sujetapapeles están elaborados con alambre de acero -aunque también existen clips de plástico-. El diseño más habitual es un doble bucle incompleto (la segunda vuelta no llega a estar completa). El patrón del doble bucle puede tomar diferentes formas: rectangular, circular o triangular. Esto condiciona la facilidad de inserción del mismo pero no tanto su efectividad. De hecho el principio del funcionamiento del clip de oficina está basado en dos propiedades: la torsión y la fricción.

¿Cómo funciona un clip de oficina?

Clips de colores
Clips de oficina de colores

Al separar los bucles entre sí sin superar el límite elástico del acero (esfuerzo de torsión) el clip intenta recuperar su posición inicial creando una tensión entre ambos bucles. Esta tensión es la que se aprovecha para la sujeción del papel. Para que las hojas no se resbalen se es necesario que exista una cierta fricción entre el alambre y el papel.

Si sobrepasamos el límite elástico del alambre de acero el clip queda deformado e inservible. Lo hacemos cuando desenrrollamos un clip para activar el botón reset de algún dispositivo electrónico. Si el clip está hecho de un material menos elástico como el plástico un esfuerzo excesivo puede ocasionar la rotura del material.

El revestimiento de los clips de oficina

El acero ordinario o acero al carbono es el material más utilizado para el alambre de los clips. Es económico pero presenta un inconveniente: es poco resistente a la corrosión. Por ello se debe aplicar algún tipo de protección contra ésta. Las soluciones más extendidas consisten en revestir el clip con una película plástica o bañarlo en un metal resistente a la oxidación ambiental como el zinc, el cobre o el níquel. De no ser por esta protección estos elementos de sujeción terminarían por ensuciar los documentos de papel de óxido. Esto no se aplica -obviamente- en los clips de plástico.

Los broches sujetapapeles pueden ser fijos o abatibles

pinzas.fijas
Broches fijos para sujetar papeles entre sí

Existen dos opciones de broche o pinza sujetapapeles: los fijos y los abatibles. La pinza fija es más antigua que la abatible. Hoy apenas se utiliza. Estos elementos de sujeción nos permiten mantener unidas varias hojas de papel entre sí. Son efectivas para retener diferentes cantidades de documentos gracias a la gran potencia de su resorte.

El motivo por el que dejó de emplearse la pinza fija es porque es mucho más incómoda. La mayor parte de la misma sobresale del fajo de hojas y sus brazos entorpecen el apilado del papel. Una pinza abatible permite volver hacia dentro los brazos una vez que se ha fijado sobre el papel. Las pinzas abatibles son mucho más discretas y efectivas. Al igual que las fijas se pueden retirar cuando sea necesario plegando de nuevo sus brazos.

La pinza es un elemento de sujeción muy potente que no deja marcas sobre el papel. A diferencia del clip las pinzas casi siempre son metálicas ya que una pinza de plástico apenas podría retener hojas. Su funcionamiento también se basa en la torsión y la elasticidad del acero. La pinza moderna está formada por una pieza metálica en forma de “U” que se deforma con la ayuda del esfuerzo multiplicador de palanca que se obtiene mediante sus brazos. De nuevo no podemos sobrepasar el límite elástico del acero o dejaríamos la pinza con una deformación permanente. Es decir abierta.