Pequeños artículos

¿Para qué sirven los clips de papel?

Claro, los clips sirven para sujetar hojas de papel sin usar grapas. Pero esto lo sabemos todos. Los clips de alambre agrupan el papel, reunen los folios pero ¿cuál es su verdadera utilidad? Desde luego, no es ligar las hojas.

clips de alambre para sujetar papel en la oficina
Clips de alambre para sujetar papeles

Un día, ya muy lejano, mientras esperaba mi turno para pasar la ITV al coche caí en ello. La persona que me atendía en la oficina me entregaba los documentos del vehículo agrupados con un clip de alambre. Sin embargo, al abandonar la estación de ITV el clip había desaparecido, como por arte de magia. Siempre ocurría de esta manera. Una y otra vez. ¿Dónde diablos estaba el clip? Por supuesto, todo tiene una explicación lógica.

El aburrimiento obra milagros. Averigüé el misterio siguiendo minuciosamente el rastro del clip. Veamos. Quien me atiende en la oficina me pide los documentos y prepara la orden de trabajo. Me cobra y me entrega la factura. Después, lo agrupa todo con un clip, me devuelve los papeles y me dice: por la línea cuatro o cinco, que tenga un buen día.

Arramplo con mis papeles; arranco el motor del coche. Me dirijo a la línea cuatro y, por fin, después de media hora de espera, llega mi turno. El mecánico me pide los papeles, se los entrego y… ¡Zapatetas! El enigma queda resuelto…

¡He ahí el robaclips! Es el astuto mecánico quien afana el clip de su compañera. ¿Tendrá intención de llevarlo a la chaterrería para obtener pingües beneficios? De momento lo deja en un portaclip magnético, acto seguido, me entrega la factura y la ficha técnica. Pero retiene en su poder la orden de trabajo. ¿Qué se propone hacer con el clip?

Mi investigación sigue su curso. Cuando el portaclips está lleno, lo intercambia con el de la oficina que, como es de esperar, se ha quedado casi vacio. El proceso se repite indefectiblemente, una y otra vez. ¡Ni que estuviera estudiado! Bueno, pues es que lo está. Pero ¿qué haces tú leyendo esta historia y por qué te la estoy contando?

Mira, la amable persona de la oficina no incorpora el clip de alambre como gesto de cortesía hacia el cliente. Ni mucho menos. Ese viejo tirano sin escrúpulos, el ávaro gerente de la ITV, no cedería en gastar una porción de su presupuesto en clips de papelería si no hubiera para ello un buen motivo. Pero resulta que hay un buen motivo.

Tengo la desgracia de tener que pasar la ITV cada 6 meses. Ello significa que conozco de memoria el protocolo del mecánico. Cuando recibe la orden, comprueba que la matrícula de la ficha técnica y el parte de trabajo coinciden. Y también, por orden expresa de su amado jefe, ¡que la factura esté pagada! Después, me devuelve lo mío y retiene lo suyo: la orden (y el preciado clip).

Un día observé que el orden en que iban agrupados tales documentos era siempre el mismo. Ficha técnica, factura, orden de trabajo, así respectivamente. A mi me toca la china: pasar la iteuve semestralmente; es el mecánico el suertudo, quien desde el otro lado del parabrisas tiene la fortuna de practicar unas veinte inspecciones al día. Bromas aparte, si a mi me ha servido para intuir el proceso, a él para mecanizarlo cual si fuese una segunda naturaleza.

¿Qué ocurriría si de la oficina no partiesen los documentos en orden? Pues, de entrada, que el mecánico perdería algo de tiempo. Sí, apenas unos segundos, una breve rutina para ordenarlos. Pero hay algo peor. Mucho peor.

Porque al yo recibir yo —que hasta que punto llega la codicia de su jefe— estos papeles sin clipar, probablemente solo le daría la orden de trabajo. En consecuencia, él tendría que pedirme el resto de documentos. ¿Apenas un minuto? Puede ser, pero un minuto y pico por inspección son veinte minutos/media hora de ahorro al día. ¡Una inspección más! ¡Un empleado menos!

En conclusión, los clips de papel no solo sujetan los papeles, sino que preservan su orden. Sí, amigos, esa es la verdadera utilidad de los clips de papel: ordenar los papeles, tenerlos en regla. De esta forma, como diría un entrepeneur, el flujo de trabajo es más eficaz; la labor del mecánico, más eficiente; yo espero menos en la cola; y la fortuna del gerente de la estación requerirá una urna blindada como la de Scrooge Mr. Duck, el tío Gilito.

Scrooge Mr. Duck, «el tío Gilito»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .