Las mini grapadoras escolares de bolsillo

Las grapadoras sirven para coser entre sí varias hojas o folios de papel, eso está claro. ¿Pero cómo lo hacen exactamente? Su funcionamiento es bastante sencillo: simultáneamente comprimen las hojas de papel al mismo tiempo que hacen pasar a traves de ellas la grapa. Eso es todo. Según sea el grosor del papel, el número de hojas a unir y el tipo de grapas que queramos utilizar habrá que comprar uno u otro modelo, en esta ocasión vamos a centrarnos en las grapadoras escolares de bolsillo.

Mini grapadora escolar de bolsillo

Mini grapadora escolar de bolsillo Petrus Bambina

¿Qué caracteriza a la grapadora escolar de bolsillo?

Como se ha apuntado en la introducción estas máquinas tienen que ser capaces de atravesar los documentos con la grapa. Las grapas corren a través de un canal y son empujadas por el martillo que recibe la fuerza desde la zona superior de la grapadora. Cuanto mayor es el brazo de la grapadora, mayor es la fuerza generada gracias al mecanismo de palanca. Es aquí donde difieren las grapadoras de bolsillo: su brazo pulsador es de dimensiones muy reducidas. Por este motivo estos diminutos utensilios no nos permitirán grapar un alto espesor de folios.

Pero este inconveniente es al mismo tiempo su principal virtud. Y es que gracias a su diminuto tamaño la grapadora escolar de bolsillo se puede llevar en cualquier sitio: en un el abrigo, en la mochila, en el maletín del portátil, en el coche o en nuestro portafolios. Resumiendo, estas grapadoras:

  • Tienen dimensiones muy reducidas
  • Pueden utilizar grapas normales o pequeñas
  • Sólo grapan entre 5 y 15 hojas de papel según el modelo

¿Qué se puede comprar como alternativa a la grapadora escolar de bolsillo?

No existe una alternativa real pero si la situación no permite ni siquiera emplear una de estas herramientas de oficina sólo nos quedan dos opciones: comprar clips del tamaño más pequeño que encontremos o pinzas abatibles.

Es evidente que no es lo mismo puesto que ninguna de estas soluciones son permanentes, pero es la aproximación mas cercana que puede realizarse.

 

 

Anuncios

La grapadora de oficina: esa incansable cosedora de documentos

A menos que seas un loca o un loco de los productos de papelería, o que trabajes diseñándolas, o que te dediques a repararlas; probablemente no le des demasiada importancia a una herramienta de oficina que es ciertamente imprescindible: la grapadora de papel.

grapadora-negra

Si te paras a pensarlo ¿qué hariamos los que trabajamos en una oficina sin ella? ¿Utilizar clips? No es lo mismo y lo sabes. De hecho no es ni parecido. Los clips… están bien. Pero las grapas son la repera. Un simple gesto con la mano y ya esta… un fajo de papeles cosidos para siempre. Bueno, para siempre o hasta que los descosas con el quitagrapas y así llegamos a nuestro siguiente punto: los tipos de grapado.

Tipos de grapado que puede realizar una grapadora de oficina

Tú, que trabajas en la oficina, al igual que yo, sabes que muchos documentos se grapan sólo de manera temporal, para no perderlos. Así es. Es lo que los fabricantes de estas máquinas llaman “grapado abierto o temporal”. Es ese tipo de grapado en el que las grapas estan “despatarradas” hacia fuera. Y nunca mejor dicho despatarradas, por que la parte de la grapa que atraviesa los documentos se llama precisamente: pata de la grapa. Éste es el grapado que más facilita la labor al quitagrapas.

Y luego, como no, tenemos el grapado cerrado, el de toda la vida. El permanente. Lo utilizamos cuando queremos unir documentos de forma indefinida. Tampoco pasa nada si más adelante tenemos que desgraparlos: cualquier extraegrapas elimina este grapado sin demasiada dificultad.

Por último, hay que mencionarlo, existe un nuevo tipo de grapado: el plano. Uno en el que los extremos de las patas de las grapas quedan completamente aplanados y pegados al papel. ¿Y para qué sirve esto? Pues para que al archivar documentos grapados no se eleve la esquina de las grapas hasta el infinito. Ya sabes a que me refiero.

¿Dondé adquirir grapadoras de papel?

Tradicionalmente estas herramientas se han comprado en papelerías de barrio. Aún se pueden encontrar en ellas, lógicamente. Pero si no tienes tiempo te propongo una alternativa: comprar la grapadora de papel por internet. Es muy cómodo: la pagas online y te la llevan a casa. No lo dudes, hazlo ahora. Ah, añade también las grapas.