Archivo

¿Cómo reparar archivadores y carpetas de anillas?

¿Por qué querrías tirar a la basura tus antiguos archivadores y carpetas escolares de anillas? A menos que estén en pésimo estado y con las tapas muy deterioradas, con paciencia podrás arreglar las anillas y así recuperar tu carpeta.

archivador de anillas metálicas con papel
Papel archivado en un archivador de anillas

Y arreglando la carpeta no solo vas a ahorrar dinero; también energía y recursos naturales. Porque sí, reparar una carpeta es más sostenible que comprar una nueva, incluso si fuese ecológica.

La avería más común de un archivadores es la desalineación de las anillas; lo que a veces es consecuencia de haber perdido el compresor de hojas. Nada por lo que preocuparse. Pues ambas cosas se solucionan sin apenas dificultad. ¡Basta de cháchara! Venga, vamos a ver cómo reparar un archivador de anillas.

¿Cómo reparar el mecanismo de anillas de un archivador de palanca?

Las anillas se deforman con el paso del tiempo por el peso de las hojas. A veces quedan ligeramente separadas (abiertas), a distinta altura o desalineadas lateralmente. Podemos recuperar su posición forzándolas con la mano o con la ayuda de unos alicates. También puedes usar una llave inglesa.

alicate y llave inglesa
Usa una llave inglesa o unos alicates para llevar la anilla a su sitio

Para que las anillas queden perfectamente ajustadas, es importante que corrijas el error poco a poco. Siempre con el mecanismo abierto. Después de cada ajuste, prueba a cerrar los aros y comprueba el estado:

  • Mira las anillas desde arriba para verificar la holgura entre los aros
  • Mira de perfil para comprobar que los dos semiaros quedan a la misma altura
Anilla vista de perfil: las mitades deben quedar a la misma altura, y no una por encima de otra

Ensayo y error es la clave. Estoy seguro de que lo conseguirás con un par de intentos. En cuanto tengas algo de práctica, te resultará muy fácil recuperar el mecanismo. ¡Las anillas de tus archivadores quedarán como el día en que los compraste!

Por cierto, si tu archivador está lleno de hojas, vacíalo despacio, en lotes grandes pero sin desalinear las hojas. ¡Lo agradecerás cuando tengas que archivarlas de nuevo!

No obstante, otra opción es retrasar la reparación. Esperar, sí. Tal vez sea buena idea aprovechar el momento de pasar los documentos a las cajas de archivo definitivo para reparar la carpeta.

El cambio de año, con el traspaso de las hojas al archivo definitivo, es el mejor época para reparas los archivadores de anillas

Accesorios para los archivadores de anillas

Pero ¿por qué se desajustan las dichosas anillas? Por ejemplo, puede ser el resultado de perder el compresor de hojas.

El compresor no es un adorno, tiene su función: oprimir las hojas contra la cubierta trasera del archivador. Esto evita que se muevan cuando lo pones vertical en la estantería.

compresor hojas archivador anillas
¡No usar el compresor de hojas destruirá antes tus anillas!

De hecho, los archivadores de anillas que almacenan mucho papel y no presionan las hojas con el compresor, además de ser inestables, se estropean antes. Por suerte esto tiene fácil solución, ya que puedes comprar compresores de repuesto en cualquier papelería online.

Hay dos tipos de compresor:

Compresor de hojas de palanca
Compresor de hojas deslizante

El compresor de hojas de palanca suele ser más barato. Posee dos varillas que se cierran mediante la acción de una palanca.

La otra opción es el compresor de hojas deslizante. Está formado por un alambre continuo que forma una ranura que disminuye de ancho gradualmente. Al alejarlo de las anillas estas se traban en la ranura y lo dejan bloqueado. Ambos cumplen su función y solo es cuestión de gustos optar por uno u otro.

Con el mecanismo de anillas ya arreglado y tu flamante compresor de hojas ya solo te queda asunto del que ocuparte. La etiqueta. Los mejores archivadores tienen en su lomo un portaetiquetas. En ese caso basta con imprimir o escribir una nueva tarjeta para identificar el contenido.

Sin embargo, si tu carpeta tiene etiqueta adhesiva tendrás que acudir a otra solución: pegar una nueva etiqueta.

etiqueta para archivador de anillas
Etiqueta adhesiva para archivadores de anillas

Fabricantes como venden estas etiquetas de repuesto, que podrás encontrar en distintos tamaños y colores. Los tonos más comunes son blanco y hueso.

Conclusión

Con un pequeño alicate cualquiera puede reparar las anillas de un archivador. Conseguir unirlas de nuevo y mantenerlas perfectamente alineadas es posible. Solo se requiere un poco de paciencia.

Por otro lado, los accesorios de repuesto como las etiquetas identificativas y el compresor de hojas permiten restaurar la carpeta y dejarla como el primer día. Reparar el archivador es sin duda la solución más sostenible para el planeta, ¡y la más económica para tu bolsillo!

Si te gustó el artículo, si te resultó útil, hazles un favor y recuerda compartirlo con tus amigos: puede que también ellos tengan carpetas rotas por casa…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.