Tipos de subrayadores

Tanto para estudiar como en el trabajo de oficina tenemos la necesidad de subrayar o marcar ciertas partes de los documentos. Y para ello podemos emplear los diferentes tipos de subrayadores de papelería que existen. Todos tienen sus ventajas e inconvenientes. Vamos a echar un vistazo a los resaltadores más utilizados.

marcadores.svg

El marcador fluorescente tradicional continúa el más utilizado

El clásico marcador de tinta fluorescente con punta biselada continúa siendo uno de los marcadores preferidos por oficinas y estudiantes. El modelo más popular de todos es el Stabilo Boss Original.

Tipos de marcadores: el de punta biselada

Un marcador fluorescente de punta biselada Stabilo Boss Original

Estos marcadores se caracterizan por tener una punta biselada que nos permite trazar resaltados cuya altura es equivalente a un renglón de texto. Además su punta puede tener uno, dos o tres biseles.

Diferentes biseles para un diferente grosor de trazo

El objetivo de contar con biseles de diferente tamaño es poder realizar trazos de grosor variable. Esto resulta especialmente útil cuando el documento tiene un tipo de letra muy pequeña. Y es que de lo contrario, utilizando el bisel principal estaríamos marcando un renglón y  medio. Pero además las puntas con triple bisel incluyen uno muy fino para realizar subrayados en vez de resaltados.

Marcadores con tinta especial para impresiones “ink-jet”

Algunos tipos de subrayadores fluorescentes contienen un tipo de tinta especial que evita el emborronamiento del texto resaltado. Esto ocurre de manera muy frecuente cuando se resaltan documentos impresos con impresoras de inyección de tinta. La tinta de estas impresoras es soluble en agua y la humedad del marcador puede disolverla y emborronar el papel.

Un tipo de marcador especial con tinta antiemborronamiento

Marcador especial con tinta antiemborronamiento

Por ello algunos fabricantes como Staedtler emplean un tipo de tinta especial que evita este problema. Un ejemplo es su marcador Textsurfer con sistema “Ink-Jet Safe”. También sirve para el resaltado de textos escritos a mano con bolígrafo o pluma estilográfica.

El marcador fluorescente tradicional se puede comprar de todos los tamaños y formas imaginables

Debido a la gran demanda que existe de estos resaltadores los fabricantes ofrecen una gran cantidad de modelos. Algunas variaciones sobre el marcador clásico son las siguientes:

  • Versión corta: o de bolsillo. Su tamaño reducido permite llevarlos siempre encima. Ejemplo: Stabilo Boss Mini.
  • Formato estrecho con clip: su cuerpo es mucho más alargado y estrecho. El clip permite sujetarlo en el bolsillo de la bata o de la camisa. Un ejemplo es el Stabilo Swing Cool.
  • Modelos de tinta líquida: aquí la novedad no es que tengan un formato diferente de cuerpo sino que utilizan tinta líquida. Este tipo de marcador suele tener una pequeña “ventana” transparente para ver el contenido de tinta. Gracias a la mayor fluidez de la tinta se marca con mayor facilidad. No pierden intensidad del marcado con el tiempo. Modelos: Stabilo Luminator y Stabilo Navigator.
  • Colores pastel: tradicionalmente se han utilizado colores fluorescentes de alta visibilidad para estos resaltadores pero Stabilo y otras marcas han comenzado a comercializar marcadores con colores muy suaves en tontalidades pastel.

El rotulador fluorescente: una alternativa al marcador biselado. Pero sólo para subrayar textos o escribir.

edding-1200-fluor.png

Si no nos gusta resaltar todo el texto sino sólo subrayar una línea lo ideal es un rotulador fluorescente. Su punta es mucho más fina y de forma cónica en vez de biselada. Por ello es excepcional para subrayar textos o realizar pequeñas anotaciones.

El ejemplo más representativo de este tipo de subrayador es la versión fluorescente del clásico rotulador edding 1200.

Ventajas del rotulador fluorescente respecto al marcador biselado

Este tipo de subrayador presenta algunas ventajas sobre el formato tradicional:

  • Ocupa mucho menos espacio: especialmente importante si utilizamos más de tres colores. Su cuerpo cilíndrico estrecho y alargado permite llevar cuatro o cinco rotuladores encima sin problemas.
  • Sirve para escribir: su punta redondeada de tamaño reducido nos permite realizar algunas anotaciones junto a los pasajes subrayados. Algo que no es posible hacer con un modelo biselado.

¿Qué es mejor subrayar o resaltar?

Con estos tipos de subrayadores nos surge la duda de si es mejor resaltar el texto entero o sólo subrayarlo. Es una cuestión de gustos claro está. Pero si resaltamos demasiada información el documento se vuelve muy confuso y desagradable a la vista.

Por otro lado el subrayador puede quedarse corto destacando los textos. Lo mejor es realizar varias pruebas hasta encontrar un estilo que se ajuste a nuestras preferencias.

El uso de los portaminas como subrayador: la opción más limpia pero también la menos llamativa

Un portaminas de los de toda la vida también se puede emplear como subrayador. Es la opción más limpia que existe si no queremos destrozar el documento o el libro, incluso podemos borrarlo y dejarlo como estaba.

Tipos de subrayadores: el portaminas tradicional

Portaminas Staedtler Mars Micro para minas de 0.5 mm

Si estamos punteando documentos en la oficina como apuntes de contabilidad o listados de clientes tal vez no resulte muy útil ya que es mucho más llamativo un subrayador de tinta. Pero este tipo de subrayadores son muy convenientes para subrayar con delicadeza todo tipo de libros o apuntes valiosos sin estropearlos.

Ventajas que tiene el portaminas como subrayador

  • Opción muy limpia y reversible. Si se marca con suavidad se puede borrar y dejar el libro intacto
  • Posibilidad de mezclar diferentes grosores de mina
  • Se pueden utilizar varios colores (las minas de colores se borran con mayor dificultad)
  • Se pueden añadir comentarios al margen o referencias a otras páginas, esto resulta muy útil en los libros

Inconvenientes

  • Los pasajes subrayados destacan mucho menos que con las tintas fluorescentes
  • Al igual que el rotulador, sólo se puede emplear para subrayar y no para resaltar todo el alto del renglón

En lugar del portaminas también se puede utilizar como subrayador un lápiz tradicional de grafito. El inconveniente es que a medida que se desgasta la punta el trazo aumenta de grosor y deberemos estar reafilándolo una y otra vez.

El lapicero fluorescente de madera: un híbrido entre el lápiz tradicional y el marcador de tinta

Este nuevo tipo de subrayador se creó precisamente para fusionar en un único producto las ventajas del marcador de tinta y del lápiz o portaminas. El resultado es un marcador con cuerpo de madera y una mina afilable que deja un trazo fluorescente. Aquí tenéis dos ejemplos, en color amarillo y verde:

Lápices fluorescentes de madera

Dos marcadores de madera fluorescentes Staedtler Textsurfer Dry

El Textsurfer Dry de Staedtler es un marcador ideal para llevar siempre encima. La ausencia de tinta tiene algunas ventajas muy importantes. En primer lugar no se seca. En segundo lugar no tiene tapa. Por ello resulta mucho más cómodo de utilizar.

Algunos de los subrayadores convencionales más modernos incluyen una tinta con tecnología antisecado que nos permiten dejarlo destapado durante un par de horas sin que se sequen. Pero un lápiz siempre será superior en este aspecto. Incluso si lo dejamos a pleno sol en verano conservará sus propiedades. Algo que no ocurre con los rotuladores o marcadores de tinta.

Si se desea utilizar varios colores la ventaja de no tener que andar tapando y destapando se hace aún más evidente. Sus inconvenientes son los mismos que los del lápiz tradicional: la necesidad de afilarlo.

Una alternativa no fluorescente, el lapicero bicolor rojo y azul

Uno de los últimos tipos de subrayadores que proponemos es una alternativa muy similar a la anterior, el clásico lapicero de dos colores, rojo en una punta y azul en la otra. Aquí tenéis uno de Faber-Castell:

Tipos de subrayadores: lapicero bicolor rojo y azul

Un buen subrayador: el lapicero rojo y azul

El lapicero bicolor es muy útil por dos motivos. En primer lugar por sus colores, son bastante llamativos y funcionan bien para subrayar textos diferenciados en dos niveles de importancia. Y en segundo lugar porque sólo necesitamos un subrayador para ello. Todas las ventajas de los marcadores de madera con dos colores en uno.

Conclusión y resumen

Resaltar las partes más importantes de la información con la que tratamos nos ayuda a estudiar de manera más eficiente. En la oficina nos permite desempeñar la labor con mayor rapidez. Con los nuevos subrayadores que existen en el mercado es posible comprar un subrayador que responda plenamente a nuestras necesidades.

Además del tradicional marcador biselado de tinta, existen otras opciones como el rotulador, el portaminas o los lapiceros de madera (fluorescentes o no).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.